Tag Archives: fotógrafo de boda

Elena y Berna (27 Agosto 2011)

Elena es contradictoria: para unas cosas es “mu’ echá pa lante”, pero para otras muy vergonzosa. Por suerte, con las fotos no se cortó un pelo, lo que me facilitó mucho el trabajo. En casa de Berna, TODAS las puertas estaban abiertas. Y no es una forma de hablar, estaban abiertas literalmente lo que también dio un juego tremendo para las fotos, me demostró mucha confianza y me hizo sentir como uno más de la familia. Se casaron en el Ayuntamiento y ofició la ceremonia un amigo común: el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Salamanca, Julio López Revuelta, por lo que el ambiente a lo largo de toda la celebración también fue muy relajado. La Post Boda fue un regalo que nos hicimos mutuamente en uno de mis lugares favoritos.

Mónica y Jesús (30 Julio 2011)

La boda de Mónica y Jesús fue logísticamente complicada: ambos salían de dos puntos distintos, bastante distantes entre ellos. Ambos confiaron mucho en mi criterio y me dieron mucha libertad. Puede que en esto también influyera el hecho de que hicimos una Pre Boda, lo que contribuyó a un mayor grado de confianza, libertad, tranquilidad. Con todo, fue una boda muy tranquila y sosegada, donde los novios ya habían previsto posibles localizaciones, aunque fiándose de mis elecciones. El resultado final fue buenísimo y tanto Jesús como Mónica terminaron encantados y gratamente sorprendidos. La mejor noticia para mí.

Fátima y Gerardo (16 Julio 2011)

Esto es lo que ocurre cuando alguien me dice – literalmente – que puedo hacer lo que me dé la real gana en un enlace. Eso es lo mejor que le pueden decir a un fotógrafo de boda. Tanto Fátima como Gerardo dieron aviso a sus familiares y amigos de que, vieran lo que vieran, no se preocuparan por nada, porque confiaban en mi trabajo. Es justo así como se consiguen bodas diferentes. El resultado fue tan bueno, ambas partes estamos tan satisfechas, que mi próxima boda de destino será en México DF, donde Samia y Pablo, el hermano de Gerardo, tratarán de pasárselo, como mínimo, igual de bien que esta magnífica y divertidísima pareja.