Comuniones

fotografías de Comuniones.

Hacer fotografías de comuniones se ha convertido para mi en algo tan importante, tan emocionante y tan divertido como ser fotógrafo de bodas. Los nervios en casa mientras se viste la familia, salir todos en el coche, la ceremonia, ver a los amigos y compañeros…y luego un ratito para hacerle fotos al niño el solo o con sus padres o con sus hermanos.

Y por supuesto, la comida, la fiesta, con payasos, o magos, o simplemente bailando. Si, es tan divertido como ser fotógrafo de bodas porque en las comuniones hay igualmente nervios, risas, ilusiones, sentimientos a flor de piel, regalos…Esta es mi manera de ver la historia de este día, esta es mi manera de ver los reportajes de comuniones.

Niñas en bosques encantados que son viveros llenos de duendes y de hadas junto al río Tormes (gracias Ramón). Niños en palacios de príncipes de galletas de chocolate. Pequeñas que quieren otro tipo de bosques mas ordenados…

Los reportajes de comuniones que hacemos en el estudio, son frescos, divertidos, minimalistas, sin añadir nada o casi nada donde el niño no esté involucrado.

Los juguetes, las aficiones o los recuerdos aparecen en sus fotos. Esas fotos de comunión que van a acompañarle durante toda su vida y que va a enseñar con alegría porque era el en esencia. Esa esencia que tanto cuesta obtener, sobre todo cuando no se es consciente de ello, del deber de obtenerla, de la felicidad de atraparla y meterla en el saco de los grandes logros de las cortas vidas.

Seguiremos trabajando para que el motivo principal de la foto sea el niño feliz y las personas que mas le quieren, evitando todo tipo de supercherías y de atribuciones inválidas. Obviando frases fotográficas vacías de sentido para los niños, para sus padres y para mi como fotógrafo y como persona.

Sed bienvenidos a mi universo.

 

 

 

 

 

 

64 66 65 63 62 61 60 59 56 55 54 53 51 52 50 48 46 45 43 41 39 37 36 35 34 33 32 31 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 18 17 16 15 14 13 12 11 10 9