Pedro y Karima (17 Septiembre 2011)

Todas las parejas a las que trato son especiales para mí. Todos los trabajos tienen su magia. Pero con Karima y con Pedro ha existido feeling desde el principio, hemos conectado a nivel personal y la relación ha trascendido la de fotógrafo cliente de largo. Son de esas personas a las que puedes considerar tus amigos, con algo de suerte. La boda fue un regalo para mí, con tintes exóticos y con un clima familiar abierto, fresco y acogedor. También fue muy especial la preboda y estoy deseando poder disfrutar de una boda de destino en Casablanca con ellos. Igual allí podré probar dulces marroquís como los artesanales que me regaló Karima, antes de casarse. Sólo porque le apetecía, porque es así de buena gente. Imposible no trabajar a gusto de esa manera.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*

This Blog will give regular Commentators DoFollow Status. Implemented from IT Blögg