Boda de Laura y Alex

 

Laura y Alex son de esas personas que entran en tu vida fotográfica como de puntillas, pero sabiendo perfectamente lo que buscan y lo que encuentran. Son tan diferentes como complementarios, aunque hay en una cosa en la que si son iguales, en la grandeza de su generosidad. No creo que tenga mucho mas que decir. Su reportaje está hecho con todo el amor, con todo el cariño. Con ternura, con sonrisas y complicidad. Parece como si el reportaje de la boda hubiese sido una escusa para acercarnos a una amistad. Desde entonces han caído varias cañas, y hasta un cocido en Madrid. Las puntillas se han tornado en paso firme. Han entrado en nuestras vidas, y no creo que salgan tan fácilmente. Mil gracias

01

02

03

04

05

07

08

09

10

11

12

14

15

16

17

18

Boda en Barco de Ávila

Una boda en Barco de Ávila es uno de esos pequeños regalos que te llegan en forma de reportaje, en forma de pareja que se ve a la legua que se quieren, sin necesidad ni siquiera de agarrarse de la mano o de darse un beso delante de mi.  Pedro y Mery, Mery y Pedro.  Él es de esos hombres que te abren los brazos de par en par, para que seas su amigo, una parte importante en la que confiar en uno de los días mas importantes de su vida. Mery, es preciosa por dentro y por fuera, como no podía ser de otra manera en una persona que cuida y enseña a los mas pequeños a crecer, a jugar y a querer. Barco de Ávila es un remanso de paz y de tranquilidad, un pueblo donde la peluquería,en la que se peinó Mery, está a diez metros escasos del bar donde Pedro, su padre, su suegro, y yo mismo tomamos café a media mañana. Un bar con fotografías de paisajes nevados, que nos recuerdan que estamos muy cerquita de la Sierra de Gredos. Y a otros tantos metros de distancia, la casa de los padres de Pedro. Una pequeña boda, donde puedes llamar a cada invitado por su nombre de pila, porque eran una docena y media. Reportajes que te marcan porque te han dado la autoridad para hacer lo que mas te guste, lo que salga de más adentro de mi corazón y de mis ojos…Y así lo hice desde el momento en el que salí de Salamanca, Sigur Ros sonando en el coche, paisajes llenos de árboles, olor a jara, a tomillo y a resinas, un placer trabajar en sitios como Barco de Avila y con parejas como Mery y Pedro. Gracias parejita, gracias por dejarme ser, y por dejarme hacer. Sí, aun más.

pedroymaria-0779 pedroymaria-0798 pedroymaria-0810 pedroymaria-0955 pedroymaria-1044 pedroymaria-1113 pedroymaria-1249 pedroymaria-1271 pedroymaria-1358 pedroymaria-1593 pedroymaria-1657 pedroymaria-6999 pedroymaria-7028 pedroymaria-7089 pedroymaria-7267 pedroymaria-7294 pedroymaria-7353 pedroymaria-7370 pedroymaria-7388 pedroymaria-7417 pedroymaria-7426 pedroymaria-7447

Boda Cristina y Héctor 22 de Junio de 2013

A Héctor lo conozco de hace tiempo, porque es uno de los mejores chef que hay en Salamanca, cocina vanguardia en El Corrillo, y trabaja junto a su prima Mónica a la que también le hicimos las fotos de la boda. Por suerte llevo varios años trabajando con grandes cocineros y profesionales de la hostelería. De hecho, éste año le haré las fotos de boda a César y Sandra, de El Alquimista restaurante. Es divertido hacer bodas de cocineros de alto nivel, porque al fin y al cabo son creadores, son artistas, son artesanos, que utilizan sus manos, su corazón, su ilusión y su técnica para hacer felices a los demás, exactamente igual que yo.  Hicieron boda civil, al aire libre, en los jardines del restaurante Don Fadrique, en Alba de Tormes, que regenta, otro grandísimo chef, Nicolás Monge. Las fotos, desenfadadas, divertidas e incluso locas las hicimos muy cerquita, para no quitarle la magia al momento, ese momento que utilizamos hasta que anocheció. Divertida la fiesta, divertidos los invitados, y divertida la cena y sobre todo el superpostre, en forma de barra libre, con dulces, tartas, helados y frutas. Una experiencia en toda regla.

17 16 15 14 13 12 11 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1

Boda en Santander

Santander Salamanca, como un título de película y como tal, la boda de Marta y Jurro, ha sido muy esperada en nuestro estudio, lo primero porque por motivos personales de la pareja, hubo que posponerla un año entero, y segundo porque son de esas parejas que te hacen sentirte un amigo suyo desde casi el primer momento. La postboda, la hicimos en la maravillosa playa de Valdearenas de SantanderMe fui con mi mujer para disfrutar de unos maravillosos días en Cantabria. Si no lo conocéis, os lo recomiendo de corazón. Marta y Jurro nos dejaron un apartamento que tienen en la montaña, alejados de ruidos, de bullicios, de estres. Entrar y salir cuando uno quiere, sin obligaciones, sin destinos, recorrer Cantabria sin un rumbo…Verde, montañas, nubes, humedad, playa, mar, rocas, pescado…Comillas, Santander,  El Sardinero,  Potes,  Reinosa, Torrelavega,  Laredo… Una boda donde no solo los novios si no todos los invitados te dejan hacer, se hacen complices de tu trabajo…Ceremonia religiosa en la Catedral Nueva de Salamanca, en la mini capilla de la Virgen de la Soledad, exteriores llenos de magia y de luz, un atardecer maravilloso en el campo. Espigas, globos, zapatillas converse, espigas caminos, polvo, amapolas, margaritas…y luego cena y fiesta en el Parador. Prácticamente todo lo que un fotógrafo de boda puede desear. Gracias parejita.

martayjurro-3 martayjurro-4 martayjurro-5 martayjurro-6 martayjurro-7 martayjurro-8 martayjurro-9 martayjurro-10 martayjurro-11 martayjurro-15 martayjurro-16 martayjurro-17 martayjurro-18 martayjurro-19 martayjurro-21 martayjurro-22 martayjurro-24 martayjurro-25 martayjurro-26 martayjurro-27 martayjurro-28 martayjurro-29 martayjurro-30 martayjurro-31 Sin título-1 martayjurro-1 martayjurro-2

 

Preboda de Cristina y Héctor

Como bien sabéis, una preboda siempre es recomendable —de hecho, lo incluyo en todos los reportajes, como un añadido, un regalo mutuo que nos hacemos —. Si, además tienes una excelente relación previa al trabajo, como me ocurre con Héctor, suele ser todo bastante más fácil. Dado que es un excelente cocinero, llevo muchísimo tiempo siendo cliente habitual de «El Corrillo», su establecimiento. Para hacer la preboda, además, tuve que conocer más de cerca a Cristina, su mujer. Todo empatía y amabilidad. Si ya es fácil normalmente, con «clientes» al uso… con gente así, os podéis imaginar .Una tarde excelente y las fotos… pues las que veis. Los tres encantados con el resultado, sinceramente

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Cecilia y Zequi (12 Octubre 2012)

Los detalles son —casi siempre— los que marcan la diferencia y los que separan un trabajo bueno de uno excepcional (en cuanto a lo gratificante de experiencia y la plenitud mientras realizas un reportaje). Os pongo un ejemplo de la boda de Cecilia y Zequi: Ceci creó un grupo de Whatsapp con todas sus amigas, para asegurarse de que todas llevarían calzado All-Star el día de la boda y para tratar otros pequeños detalles. Evidentemente, me incluyó en él y pude ser partícipe de esa parcela de intimidad y confianza que suele estar presente en la “tramoya” de cualquier enlace. El día de la boda yo también llevaba puestas mis Converse All-Star edición limitada de Pink Floyd —qué menos—. Estaréis cansados de leermelo, pero ese grado de libertad y confianza (con independencia de que la pareja sea encantadora, que lo es) te permite trabajar a tus anchas, algo que se refleja SIEMPRE en los resultados. El clima acompañó durante toda la ceremonia civil en la Hacienda Zorita y la luz del atardecer, en los viñedos, una auténtica delicia (como puede verse también en las fotos). Sencillez, espontaneidad, alegría compartida y toda la originalidad que sepas extraer en cada clic. Así es como me gusta trabajar y, afortunadamente, casi todos mis actuales clientes me lo permiten ¿Quién dice que trabajar no es un placer, en esas condiciones?

Restaurante: Hacienda Zorita (Salamanca) / Vestido de la novia: Nalejo  (París)  / Peluquería:  Mercedes&Pepa Estilistas (Salamanca) / Ramo de novia: Viveros Villamayor (Salamanca) /

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 17

Maribel y Tomás (15 de Septiembre de 2012)

Sería excesivo decir que tanto Maribel como Tomás son un cachondeo constante. Puede dar imagen de ausencia de seriedad, o de que ambos son carne de “Paramount Comedy“. No es para tanto. Simplemente se trata sinceridad y autenticidad. Maribel y Tomás, sencillamente, son así: para comérselos y no terminárselos. Su boda fue espléndida, en la capilla de la Universidad de Salamanca, el banquete en el Hotel Tryp Montalvo y, algo no tan común como pueda pensarse.  Se respiraba pasión en cada detalle. Pasión por todas partes. De hecho, las “fotos de besos” del reportaje de exteriores son de mis favoritas. Y momentos y anécdotas… como para otra entrada. Para que os hagáis una idea: en el reportaje PostBoda ambos termiraron remozándose y haciendo “la cocleta” en unas dunas de arena, como podréis comprobar en el reportaje de vídeo (al que también recomiendo que le deis un vistazo). Da gusto realizar trabajos así. Y también me reconforta que, con más frecuencia cada día, nos crucemos  con personas que comparten nuestra visión de la vida y del trabajo en las bodas —no necesariamente en el sector del fotoperiodismo de boda o la videografía de bobas—. Como ejemplo, el caso de Ramón, de Viveros “El Tormes”, que lleva el arte en toda la amplitud del término, al universo de los centros florales, los ramos, etc. Gustazo

Videógrafo: Carlos Lorenzo Rubio / Restaurante: Hotel TRYP Montalvo (Salamanca) /Iglesia: Capilla de la Universidad de Salamanca / Vestido de la novia: Pronovias  (Salamanca)  / Zapatos de la novia: Angel Alarcón (Madrid) / Pendientes de la novia: Joyería Galindo  (Salamanca) /Peluquería, maquillaje y manicura:  Paco-Charo (Salamanca) / Ramo de novia: Floristería La Real  (Madrid) / Flores Iglesia: Viveros Tormes (Salamanca) / Alianzas: Torrico (Salamanca) /Chaqué del novio: Sastrería Rodríguez  (Salamanca) / Zapatos del novio: Martinelli (Madrid) /Gemelos: Tous (Madrid)

1

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 maribelytomás-9800

Marta y Javier (22 de Septiembre 2012)

Cuando te metes en la vida de la gente, porque te permiten participar de una felicidad privada, eres testigo de lo que implica el matrimonio. Me pasó con Javier: mientras se vestía, me contó que el pendiente que llevaba – durante más de una década – no se lo había quitado nunca. Para nada. Había prometido hacerlo sólo el día que se casase. Es un pequeño detalle, pero es un símbolo de cambio, compromiso y nuevo rumbo. Son “nimiedades” como esa las que dan significado e importancia a tu trabajo.

Esta pareja de clientes (amigos), como casi todas con las que tengo la suerte de trabajar, llevan la expresión “buena gente” al siguiente nivel. Y son, como me suele gustar, osados y divertidos. Las fotos de exteriores estaban planteadas en otro lugar, pero a Marta – que estaba preciosa y con un detalle de elegancia extrema de Coco Chanel, con su perfume – se le ocurrió sobre la marcha que podíamos hacerlas en las ferias, un lugar bullicioso, alegre y con un montón de retos y sorpresas agradables para un fotógrafo. La boda, en la iglesia de San Julián, fue sobre ruedas y el cóctel y el banquete, en los hoteles NH Palacio de Castellanos y NH Puerta de la Catedral, perfecto. Como dede ser. Aún estoy disfrutando de los bombones de Slurp Choc&Dreams de regalo que me han traído. La química, ya sabéis :-)

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

Olga y Guille (14 de Septiembre 2012)

Cuando alguien con el estilo y la filosofía de vida de Guille y Olga te cuenta que se va a casar te sorprende, porque no te lo esperas. Pero, al mismo tiempo, cuando te piden que seas su fotógrafo, sabes de antemano, de una manera instintiva, que va a ser un trabajo de los que hacen época. Olga tiene un blog de moda espectacular, sabe de qué va esto, le encanta la imagen, marcar estilo, ser fiel a sí misma, sin importar lo que digan los demás. Y lo mismo Guille, al que le “mola” que sus fotos de boda parezcan salidas de una road movie de Robert Rodríguez o sean una secuela de Thelma y Louise: lo mismo se mete en una alcantarilla con traje de ceremonia que te deja que te marques una súper foto con un monopatín Sancheski original. Es en trabajos como éste en los que las frases que siempre utilizas con tus otros clientes, de “boda original” y “boda diferente” adquieren todo el sentido. Porque eso es lo que son y, con sinceridad, se postula como uno de los reportajes de esta temporada. Ya me diréis qué os parece.

26 25 24 23 22 21 20 19 18 17 16 15 14 13 12 11 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 1

Enrique y Elisabeth (11 de Agosto)

Hay mucha gente del sector de la fotografía de bodas que está convencida de que los profesionales del fotoperiodismo que acudimos a eventos como BodaF pertenecemos a una especie de “secta” de la que solo extraemos palabras bonitas y buen rollo vacío. Pues veréis. Antes de la boda de Enrique y Elisabeth contactó conmigo Joxean, de Zuribeltz (Vitoria). Nos habíamos conocido (de vista) en la edición de BodaF de 2012 y me dijo que quería echarme una mano en alguna boda como second shooter. Porque sí, para experimentar, colaborar y desarrollar una filosofía de trabajo y una manera de ver este negocio compartida.

Y a Salamanca que se vino, a currar como uno más de mi equipo y a pasarlo genial con estos novios, con hermosa historia de amor de por medio: habían sido vecinos en el pueblo toda la vida, una puerta frente a la otra, lucharon siempre por estar juntos, vencieron a la distancia… y un 10 de agosto revoloteando siempre, ¿verdad, chicos?. Os preguntaréis qué tal con Joxean. Pues pasa como con todo, que cuando sumas talentos, el resultado siempre es mejor que cuando estás solo ante el peligro. ¿Los locos de BodaF estamos realmente tan locos? Juzgad vosotros.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 11 12 13 14 15 16 18 19 20 21 23 24 25 26